21 de diciembre de 2018

  • Junto al Gobierno Federal se busca disminuir la transmisión de enfermedades producidas por vectores y virus, señaló

Como parte de su política de salud a favor de los chiapanecos, el gobernador Rutilio Escandón Cadenas dio el banderazo de salida al Programa de Lucha contra el Dengue e Influenza, con el objetivo de disminuir la transmisión de enfermedades producidas por vectores y virus.

En compañía del secretario de Salud, José Manuel Cruz Castellanos, el mandatario chiapaneco encabezó el lanzamiento de la campaña desde el estacionamiento del Estadio Zoque “Víctor Manuel Reyna” en Tuxtla Gutiérrez, a través de una jornada de vacunación contra la influenza y un extenso programa para erradicar el dengue.

En el evento, en el que recordó que en sus días de estudiante prestó sus servicios en actividades del sector Salud en Baja California, principalmente vacunando a niños, entregó tres máquinas nebulizadoras pesadas, cinco termonebulizadoras, tres aspersoras y un termonebulizador pesado para erradicar el dengue.

Salud para todos

Durante su intervención, Rutilio Escandón instruyó a la Secretaría de Salud y al Instituto de Salud del Estado socializar las estrategias de fortalecimiento de los controles vectoriales que se ejecutarán en Chiapas durante esta etapa invernal.

Expresó que con el apoyo del presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, el gobierno de Chiapas implementa desde hoy una lucha radical en contra del dengue y la influenza, enfermedades transmisibles que representan un problema de salud durante todo el año, pero su incidencia aumenta en la temporada de frío y lluvia, debido a que hay una mayor transmisión de virus respiratorios por la aglomeración de personas y aumento de vectores favorecidos por la disponibilidad de criaderos.

“La Secretaría de Salud tendrá siempre el apoyo del gobernador; además, nuestro presidente está pendiente de la salud de Chiapas, nos va a poyar para que la entidad tenga salud universal, derecho a la atención médica y medicinas para todos, sin distinción. Lo mejor que puede sucederle a Chiapas es que desaparezca el cuadro básico y que haya medicinas, no importa el precio, que haya medicinas para todos, para todas las enfermedades y, sobre todo, para prevenirlas”, añadió.

Un gobierno humano

Resaltó que aunque el gobernador no tenga un peso en la bolsa, instruirá que a la Secretaría de Salud no le falte nada para hacer su trabajo, y los chiapanecos no les falte salud, porque éste es un derecho humano que se debe atender de manera eficaz.

“Si sociedad y gobierno estamos juntos, no nos va a poder vencer nada, vamos a estar muy fortalecidos para cualquier contingencia que se nos presente, como el dengue y la influenza. Por eso, yo les pido que actuemos de manera muy sensible con estas enfermedades y no tengan la menor duda, tenemos vocación de servicio público; no vamos a hacer política que no sea la búsqueda del bien común, y eso nos va dar buenos resultados”, puntualizó.

El jefe del Ejecutivo recalcó que nunca en la historia de Chiapas se había dado una inversión como la que se va a dar en 2019, más de 32 mil millones de pesos para apoyar a toda la gente en materia de salud, empleo y becas para estudiantes; además de la existencia ya de un millón de vacunas para prevenir la influenza.

Afirmó que por justicia social su gobierno será austero y canalizará los recursos y los ahorros para trabajar todos los días con ímpetu para que todos los chiapanecos, desde niños hasta adultos mayores, tengan siempre acceso a la salud, con médicos, enfermeras y enfermeros profesionales; además de la distribución justa de medicinas sin ninguna distinción.

Control vectorial

Por su parte, José Manuel Cruz expuso que la autoridad sanitaria trabajará en tres líneas de acción para el control vectorial: controles químicos a través del uso de plaguicidas; controles físicos mediante la eliminación de criadores del mosquito transmisor “aedes aegypti”; y campañas informativas en todo el estado.

Asimismo, informó que en regiones más vulnerables se prevé la vacunación y fumigación intra y extra domiciliaria; control de larvas en viviendas y como medida de prevención de la influenza, también se efectuarán campañas de vacunación para grupos de riesgo: embarazadas, niños desde seis meses a cinco años, adultos mayores, de 65 años, personas con enfermedades crónicas y mujeres durante los 40 días después de dar a luz.

Compartir